Generador eléctrico ¿cómo se utiliza?

Tabla de contenidos

Nunca como hasta ahora hemos dependido tanto de la energía eléctrica. Básicamente, en casi toda actividad humana se han implementado herramientas eléctricas o máquinas electrónicas o digitales. En todos los campos contamos con esa tecnología moderna, lo cual nos brinda grandes ventajas de producción, rentabilidad y eficiencia. Sin embargo, si el suministro de energía eléctrica llega a interrumpirse, bien sea por una falla humana o un inconveniente atmosférico o cualquier otra razón, nuestras actividades se ven también interrumpidas.

En casa, si la electricidad no llega rápido, los alimentos en la nevera se echan a perder. En un centro comercial, las ventas de sus dependencias se ven gravemente comprometidas. En la industria, simplemente se frena la línea de producción y, si no se cuenta con un respaldo energético, no hay mucho que hacer.

Siendo necesario ese respaldo, una opción ampliamente conocida y reconocida en el mercado dadas sus enormes ventajas es el generador eléctrico. Esta es una máquina que, con el tiempo, se ha sofisticado al punto de ser capaz de proporcionar una gran potencia eléctrica de forma eficiente y confiable. Son muchas las ventajas que ofrece, y no sólo en la eventualidad de un fallo en la fuente principal.

Tipos de generadores eléctricos y usos

Adquirir un generador eléctrico resulta ser una idea muy prudente y acertada. Sin embargo, surgen preguntas que pueden desalentar la decisión de contar con uno. Pero se trata de preguntas que con nosotros podrás resolver. ¿Cómo instalarlo? ¿Qué condiciones tener en cuenta? ¿Cómo funciona? ¿Cómo elegir el adecuado? Y, la que acá nos ocupa, ¿cómo utilizarlo? En cualquier caso, te recordamos que nuestro personal está al tanto para brindarte la asesoría profesional y especializada que necesitas.

¿Qué se debe tener en cuenta desde la instalación?

Un generador eléctrico de tipo estacionario debe cumplir con unos requerimientos técnicos determinados para garantizar que su funcionamiento sea el adecuado, en términos de eficiencia y seguridad. Es indispensable que en el proceso de instalación se hayan tenido en cuenta las siguientes pautas:

Lugar

Las condiciones en las que se instala el generador eléctrico son determinantes para que el posterior funcionamiento sea el adecuado. Entre otros factores, hay que considerar que se trata de una máquina en cuya actividad hay un proceso de combustión, por lo que se debe velar por una buena ventilación y un buen aislamiento del ruido; de modo que un lugar ideal es en exteriores, pero bajo techo para preservar la máquina de la intemperie.

Suministro y mantenimiento

Como se mencionó arriba, el funcionamiento depende del combustible con que cuente el generador eléctrico. Así, es preciso que, para empezar a utilizarlo, se revise que el equipo cuente con combustible suficiente. En este sentido, hay que revisar minuciosamente sus partes constitutivas; así, por ejemplo, revisar el nivel de aceite multigrado para motores diésel y el anticongelante.

Sistema de salida de corriente eléctrica

Es importante que se chequen los componentes eléctricos del generador. Éstos deben estar en condiciones perfectas, lo que significa que por ningún motivo debe haber cables pelados o piezas metálicas haciendo contacto. El elemento eléctrico fundamental es el alternador, de modo que a éste hay que prestarle especial atención. De igual forma, los terminales e interruptores deben ser accesibles, los calibres de los cables deben ser los adecuados. No hay que olvidar, tampoco, que los fusibles están puestos correctamente.

Medidas de seguridad

Un generador es una máquina que, si no se manipula correctamente, puede generar daños materiales o graves heridas. Por ello, una recomendación es que sus partes eléctricas estén perfectamente aisladas y que no se haga circular corriente mientras se esté manipulando. Y como la prevención nunca es demasiada, es aconsejable utilizar guantes apropiados (con aislante eléctrico), así como botas con suela de goma.

Puesta en marcha del generador eléctrico

Usualmente, en el mercado los generadores eléctricos suelen dividirse en dos grupos en virtud de su sistema de arranque. Por un lado están aquellos que precisan de la intervención humana para ponerse a trabajar, y aquellos que lo hacen automáticamente. Los primeros, por lo general, están pensados para trabajos en específico; es decir, para usarlos en determinadas ocasiones. Los últimos, los automáticos son más sofisticados y resultan ser más funcionales en caso de una eventualidad.

Generadores eléctricos con sistema de arranque manual

Este tipo de generadores deben ser encendidos manualmente, llevando a cabo una serie de pasos sencillos.

  • Se debe girar el switch principal a la posición de ON
  • Revisar las conexiones entre el interruptor principal y el switch de transferencia
  • Revisar las conexiones de los sistemas de suministro, asegurarse de que no existan fugas
  • Abrir el interruptor general
  • Presionar START
  • Verificar que los valores de los terminales sean los adecuados
  • Esperar a que se estabilice y comprobar el voltaje de salida

Hay que ser muy cuidadosos, y en tal caso solicitar la asesoría especializada con un experto.

Como se dijo, los generadores con este sistema de arranque son usados para, más que respaldar el consumo de energía eléctrica durante una eventualidad en su suministro, suplir necesidades precisas donde la fuente principal simplemente no llega.

Generadores eléctricos con sistema de arranque automático

Los generadores eléctricos que cuentan con un sistema de arranque automático ofrecen la ventaja de accionarse por sí mismos gracias al conmutador. Este elemento está pensado para detectar los picos de energía eléctrica en la fuente principal, así como sus interrupciones, y hace que el motor del generador eléctrico comience su trabajo. Así mismo, pero a la inversa, el conmutador percibe el restablecimiento y la estabilidad de la fuente principal y, automáticamente, ordena al generador que detenga su funcionamiento.

Este tipo de generadores resultan ser una opción muy ventajosa para respaldar el suministro de energía en caso de una interrupción inesperada. Así, funcionando casi inmediatamente, protegen a los electrodomésticos y demás aparatos y herramientas eléctricas. Por otro lado, aun sabiendo que la máquina automática en más autónoma, esto no significa que pueda prescindir del mantenimiento oportuno.

motores perkins
contacto
22

Si quieres saber más sobre cómo utilizar un generador eléctrico, te invitamos a contactarte con nosotros para recibir la asesoría especializada que buscas. O, si te interesa, conocer a profundidad nuestro catálogo.

También te puede interesar
Suscríbete a nuestra comunidad
¿Quieres aprender más?
Visita nuestro blog y suscríbete.
×