Electrodomésticos que gastan más luz

¿Cuántas veces no nos hemos escandalizado al ver el monto en la factura de la electricidad? Muy probablemente nos hemos preguntado «pero, ¿quién ha consumido tanto? Esto no es normal.» Es una reacción muy entendible, y la primera medida que tomamos es reducir todo consumo. Pero, aunque sea cierto que los electrodomésticos significan un gasto de luz, hay unos que gastan más luz que otros.

Es cierto que se puede ahorrar energía apagando todas las luces que encontremos, y el ventilador, y el aire acondicionado, y los televisores y equipos de sonido; pero estaríamos sacrificando nuestra comodidad y modo de vida. Conocer cuáles electrodomésticos son los que más luz consumen es el necesario para ahorrar energía eléctrica de forma inteligente.

¿Por qué? Porque podemos calcular cuánta energía gastamos realmente y saber cuáles acciones concretas podemos llevar a cabo para reducir nuestro gasto sin afectar nuestra comodidad. Es por ello que te contaremos cuáles son los electrodomésticos que gastan más luz y cómo puedes ahorrar energía eléctrica. Pero primero hay que saber cómo se registra el consumo de luz.

Tabla de contenidos

electrodomésticos gastan luz

¿Qué son KwH y cómo se miden?

En cualquier factura de luz, sin excepción, deben indicarse la cantidad exacta de KwH que en un domicilio se han consumido. Estos son los que determinan el valor total que habrá que pagarse en concepto de consumo de energía eléctrica. Entre más KwH se gasten, más dinero habrá que pagarse.

Pero, ¿qué son exactamente los KwH? Esta es una medida que representa el consumo total de energía que registra un contador. Este consumo se calcula teniendo en cuenta dos variables: por un lado, la potencia eléctrica (en kilovatios o kw) multiplicada por el tiempo en que se consumió tal potencia (tiempo que, como es lógico, se mide en horas).

El contador, o medidor de energía eléctrica, es un dispositivo que cuenta con un pequeño motor de inducción que se mueve ante la presencia de corriente alterna. De este, cuando se consume corriente, el motor gira, marcando la cantidad de Kw que se consumen de forma exacta.

En este sentido, mientras más se corriente se gaste, más gira el motorcito, y más habrá que pagar en el recibo. Pero, como se dijo, hay un truco para evitar que el motorcito gire más de la cuenta, y no es precisamente quedándonos a oscuras en la noche o dejando de ver televisión. Para ello, veamos cuáles son los electrodomésticos más derrochones.

¿Cuáles son los electrodomésticos que más luz gastan?

Antes de listar tales electrodomésticos, vale la pena aclarar que es una aproximación. Esta generalización obedece al hecho de que no todos los electrodomésticos registran el mismo consumo, ya que no todos tienen la misma eficiencia energética. Por ejemplo, una lavadora moderna es más eficiente energéticamente que una lavadora de hace diez o quince años, pues la corriente que consume no se dispersa y lleva a cabo su función de forma más óptima.

En este sentido, anticipándonos a la cuestión del ahorro de energía, acá va un tip: actualizar los electrodomésticos siempre por unos más eficientes.

Ahora bien, ¿cuáles son los más derrochones? Para entenderlo mejor, incluimos acá el equivalente de bombillos de 50 watts encendidos al tiempo.

Planchas

El funcionamiento de la plancha para ropa, y en general de los aparatos que para funcionar hacen pasar corriente por una resistencia para calentarla, demandan cantidades enormes de energía. Se estima que una plancha consume alrededor de 1 y 1.2 KwH. En otras palabras, gastan el equivalente a entre 20 y 24 bombillos encendidos al tiempo.

Este es uno de los electrodomésticos que más consumen. La plancha del cabello, cuyo funcionamiento es similar, gasta una cantidad aproximada: 1 KwH, o 20 bombillos encendidos.

Secador de cabello

El funcionamiento de la plancha para ropa, y en general de los aparatos que para funcionar hacen pasar corriente por una resistencia para calentarla, demandan cantidades enormes de energía. Se estima que una plancha consume alrededor de 1 y 1.2 KwH. En otras palabras, gastan el equivalente a entre 20 y 24 bombillos encendidos al tiempo.

Este es uno de los electrodomésticos que más consumen. La plancha del cabello, cuyo funcionamiento es similar, gasta una cantidad aproximada: 1 KwH, o 20 bombillos encendidos.

Lavadora

El uso de la lavadora es indispensable en nuestros días. Lavar a mano, además de tortuoso, implica un gasto enorme e innecesario de agua. Sin embargo, cada vez que usemos la lavadora debemos tener en cuenta que tiene un consumo que vale la pena considerar: unos 0,33 KwH, o entre 6 y 7 bombillos encendidos.

Secadora

Definitivamente, un gasto altísimo de energía que puede regularse. 5.6 KwH. ¡Esto es el equivalente de 112 bombillos encendidos al tiempo! Increíble. Más adelante te contaremos cómo puede ahorrarse vertiginosamente energía con este electrodoméstico.

Microondas

Este pequeño aparato consume entre 0,8 y 0,9 KwH. Entre 16 y 18 bombillos encendidos. Afortunadamente, tampoco se usa por largos periodos de tiempo. Normalmente nos ofrecen la opción para programarse y hacer más eficiente su uso, de modo que la electricidad que se termina demandando se invierte del mejor modo posible.

Lavavajillas

Es un aparato que gasta mucha energía. Se estima que entre 1,2 y 2,4 KwH, o entre 24 y 48 bombillos encendidos. Hay que ver cómo se ahorra en este sentido.

Refrigerador

En el mercado de electrodomésticos, el refrigerador es de los aparatos que más modelos ofrece al usuario. Los hay enormes y muy sofisticados, de dos puertas, totalmente digitales, y una capacidad enorme. También los hay pequeños, en tamaño mini, muy básicos. Por ello, es difícil precisar cuánta luz gasta un refrigerador, pues depende de su tamaño.

En este sentido, el más grande puede consumir 0.24 KwH (unos  4 o 5 bimbillos); un refrigerador pequeño consume 0.1 KwH (apenas 2 bombillos).

Pero, a diferencia de la mayoría de electrodomésticos, el refrigerador suele estar conectado y funcionando a todo momento. Así, aunque en términos de potencia no consume más que un microondas, en términos de tiempo significa un consumo muy alto.

Se estima que alrededor del 30% del consumo total de energía al mes.

Televisor

Como sucede con los refrigeradores, los televisores también ofrecen una variedad impresionante que redunda en diferentes grados de consumo. Dependen del tipo de tecnología del televisor y, por supuesto de su tamaño.

Un televisor de 72 pulgadas puede llegar a consumir dos veces más energía que uno de 43 pulgadas, ambos siendo de la misma tecnología. Son muy amplias las diferencias: 0,11 KwH uno más eficiente o 0,4 KwH.

Por otro lado, de entre todos los tipos de pantallas que existen, los televisores de tecnología LED consumen mucha menos corriente que los LCD. Son entre un 25% y un 40% más eficientes. Entre los tipos de pantalla que más consumen están los plasma y, en general, los más antiguos.

Computador

Aunque un computador no significa un mayor consumo (apenas 0,1 KwH o dos bombillos encendidos), el uso constante incide en el coste final que habrá que pagar. Normalmente, puede llegar a usarse unas seis u ocho horas diarias, lo que multiplicado por los días del mes resulta una cantidad considerable de energía.

¿Cómo podemos ahorrar energía de forma inteligente?

Es realmente fácil. Lo principal es optimizar nuestras labores que impliquen el uso de un electrodoméstico y usar de forma eficiente los aparatos que nos ofrecen algún tipo de comodidad.

Por ejemplo, el lavavajillas, que es uno de los electrodomésticos que más se usa y más gasta luz. Un uso eficiente es no lavar la loza sino cuando el lavavajillas está a su máxima capacidad. Lo mismo con la lavadora. Así, no se utilizan más veces de las necesarias.

También te puede interesar
Suscríbete a nuestra comunidad
¿Quieres aprender más?
Visita nuestro blog y suscríbete.
×