Mantenimiento del Generador Eléctrico

Sin lugar a dudas, un generador eléctrico presta un servicio invaluable cuando la red eléctrica habitual, por algún motivo, no está disponible. Dada su importancia, es necesario que esté siempre en óptimas condiciones. Por eso, a continuación, te daremos algunos tips para el mantenimiento de tu generador.

Si se cuenta con un generador, es porque se es previsor: se está anticipando a una eventual falla de la red eléctrica. Pero, aunque necesario, no es suficiente. Hay que velar por que el generador eléctrico funcione adecuadamente siempre que lo requiramos. Así, no sólo garantizamos su eficiencia y rendimiento, sino que alargamos su vida útil.

Surge entonces la pregunta: ¿Cómo debe ser el mantenimiento de un generador eléctrico? 

Para responderla, para saber cómo llevar a cabo el mantenimiento de esta máquina, es preciso saber cómo funciona, qué recomendaciones generales hay que tener en cuenta, cuáles son las partes de un generador y cuáles acciones rutinarias contribuyen a mantenerlo en perfecto estado. Veamos.

Tabla de contenidos

uso energía hogar

¿Qué es y cómo funciona un generador eléctrico?

Un generador eléctrico es una máquina que, básicamente, convierte la energía mecánica en energía eléctrica. Funciona mediante el aprovechamiento del fenómeno de la inducción electromagnética.

El motor transfiere energía mecánica al rotor, parte fundamental del alternador, que termina generando energía eléctrica. Puedes saber más al respecto consultándolo acá.

De modo que podemos identificar dos elementos en el funcionamiento del generador: aquel en el que tiene lugar la energía eléctrica, es decir, el motor; y aquel en el que tiene lugar la energía eléctrica, es decir, el alternador.

En este sentido, el mantenimiento de un generador eléctrico tiene que tener en cuenta, principalmente, estas dos partes: el motor y el alternador.

Recomendaciones generales

Antes de entrar en detalle con el mantenimiento del motor y del generador (y de los componentes que los integran, por supuesto), valdría la pena considerar algunas recomendaciones generales. Tanto para mantener nuestra integridad como la integridad del generador eléctrico, hay que tener en cuenta la siguiente información.

Con respecto a nuestra seguridad

Antes de intervenir en cualquier máquina, sea un generador eléctrico o sea cualquier otra, hay que pensar en nuestra propia seguridad. Hay que contar con el equipamiento necesario y con las herramientas adecuadas.

Hay que identificar los riesgos, (en el generador podemos encontrar el riesgo eléctrico, de atrapamiento, de quemadura, entre otros); hay que trazar un plan en caso de cualquier eventualidad.

Luego de identificados los riesgos e implementadas las medidas de seguridad para preservar nuestra integridad, se procede a intervenir el generador. Hay que tener en cuenta, entre otras, las siguientes pautas de seguridad:

  • Nunca se debe llevar a cabo el mantenimiento mientras el generador esté funcionando. Se corren demasiados riesgos innecesariamente.
  • De igual modo, el generador debe revisarse e intervenirse, preferiblemente, cuando esté frío y apagado, para evitar quemaduras.
  • Desconectar el distribuidor o las bujías, para eliminar totalmente la posibilidad de un encendido accidental cuando se esté efectuando el mantenimiento.
  • Mantenerse lejos de las piezas rotativas.
  • Manejar con extremo cuidado el electrolito de la batería, evitando a toda costa el contacto con la piel u ojos.

Con respecto a la integridad del generador eléctrico

El mejor mantenimiento que puede recibir un generador es un uso adecuado, una revisión periódica, y un cuidado diligente y habitual.

Por supuesto que a esto no se reduce el mantenimiento riguroso de ninguna máquina, pero el cuidado y la revisión frecuentes pueden significar mucho tiempo en términos de la vida útil del generador, así como un mejor desempeño y eficiencia.

Entre otras cosas, para mantener el generador en óptimas condiciones, el cuidado habitual debe tener en cuenta:

  • El cuidado del entorno del generador. Hay que cuidarse de la humedad excesiva, por ejemplo; o de un ambiente con un aire viciado.
  • Que se mantenga una buena refrigeración y ventilación en todo momento: el polvo y el calor contribuyen a un rápido desgaste de las partes internas del generador.
  • Vigilar regularmente los niveles de aceite del motor y de refrigerante, así como el estado del filtro de aire.
  • Revisar periódicamente el estado del sistema eléctrico; no debe haber componentes desgastados.
  • Limpiar regularmente el armazón del generador con un paño húmedo.
  • Evitar a toda costa que el tanque de combustible se vacíe completamente. (Evitar, por supuesto, llenarlo con el motor en marcha)

Mantenimiento del motor de un Generador Eléctrico

Como se dijo, la energía mecánica es generada por el motor. Nuestros modelos cuentan con potentes motores Perkins, capaces de alcanzar más de 1800rpm y dar pie a la generación de más de 60KW. Pueden trabajar de forma constante e ininterrumpida por más de doce horas. Son motores diésel de cuatro tiempos, de inyección directa de combustible.

El funcionamiento de los motores de combustión interna es, en general, el mismo. Una explicación breve es la siguiente: El combustible entra en la cámara o cilindro; allí, en donde se mezcla el combustible y el oxígeno, se genera la ignición que impulsa un pistón.

Este pistón, mueve el cigüeñal. Aquí es donde propiamente tiene lugar el movimiento rotatorio, que aprovechará el alternador para generar energía eléctrica.

Vemos entonces que, en su funcionamiento, el motor depende de muchísimas partes trabajando conjuntamente. Para que lo hagan de forma óptima, su mantenimiento debe tener en cuenta algunos parámetros y seguir un programa establecidos.

Programa de mantenimiento

Hay que considerar que las condiciones en las que opere el generador determinarán el periodo de tiempo que hay entre cambios de aceite y de filtros. Si las condiciones son considerablemente adversas, el tiempo se acorta. Sin embargo, los tiempos aproximados, en condiciones óptimas de uso, son las siguientes:

  • Cambio de aceite del motor: cada 50 horas. Sin embargo, periódicamente hay que checar el nivel mediante la varilla y su calidad.
  •  Limpiar el filtro de aire: cada 25 horas.
  • Cambiar el filtro del aceite y del aire: anualmente.
  • Cambiar bujías: anualmente.
  • Limpiar el sistema de refrigeración: anualmente.

Mantenimiento del sistema eléctrico de un generador eléctrico

El movimiento que el motor le cede al rotor, que es captado por el estator, y que es convertido en energía eléctrica, tiene lugar en el alternador. Este elemento es fundamental. De su mantenimiento depende la eficiencia, el rendimiento y, por supuesto, la potencia que pueda ofrecer el generador.

Hay que tener en cuenta los siguientes tips para llevar a cabo el mantenimiento del alternador:

  • Hay que contar con la indumentaria y la herramienta adecuada.
  • Antes de intervenir en la máquina, asegurarse de que está apagada totalmente y de que no puede ponerse en marcha accidentalmente.
  • Prestar atención a la temperatura, si el generador se apagó recientemente; esto puede evitar quemaduras.
  • Cada veinte horas de funcionamiento hay que revisar el ajuste de los tornillos de fijación. La vibración puede provocar que se aflojen.
  • Es fundamental que los rodamientos que permiten el movimiento del rotor estén adecuadamente lubricados. Por ello, periódicamente hay que revisar que el estado del lubricante.
  • Es recomendable una limpieza habitual a sus componentes con productos especializados. Y, al finalizar, procurar que no queden residuos de tal producto.

Como vemos, un generador eléctrico precisa de un mantenimiento especializado para que todas sus partes funcionen integralmente y de forma óptima. Por ello, es recomendable que te contactes con nosotros para asesorarte.

También te puede interesar
Suscríbete a nuestra comunidad
¿Quieres aprender más?
Visita nuestro blog y suscríbete.
×